Marissa Martínez

Marissa en los Medios

Todo cuanto añoro y deseo

Todo cuanto añoro y deseo,
que surge de esa parte de mi,
contenta y desmadrada,
es algo loco, febril,
que me sale del corazón,
de las tripas,
de las tripas,
del mismisimo pues!
Esa fiebre feliz me arrastra irremediablemente
A pintar la inocencia.

Marissa Martínez


Punto de Vista

Punto de Vista


Noctámbulos

Noctámbulos


Génesis

Génesis


El Sol de San Luis

Es necesario involucrar más a la niñez en la pintura: Marissa Martínez.

El Sol de San Luis


Trivium

Trivium

Trivium

Trivium


Historias Alternas

Historias Alternas

Historias Alternas


Marissa y su mundo lúdico

Marissa y su mundo lúdico


El País de las Maravillas

Desde el misterio se recrea lo obvio en un vértigo de transformaciones que van más allá de lo anecdótico y permiten que el juego estalle sobre la tela: rasguños coloridos, cuchilladas, cicatrices en la inagotable superficie, de lo creativo.

Vitalidad traducida a texturas indignadas. Desencantado, ingenuo, ígneo acercamiento a una realidad que, por dolorosa es transfigurada en humor. La ironía desdramatiza la tragedia nacional.

En el País de las Maravillas, Marissa Martínez Macías propone una crítica y lúdica inmersión plástica por la mexicana cotidianeidad contemporánea; en donde la figuración se desdobla para ofrecer al espectador una diversidad temática en arriesgada conjugación de posibilidades formales.

Atmósferas en las que una bicicleta y una sirena escapan de la oscuridad echando luz; paisajes de ratones y gatos inverosímiles, pero reales, en un país a punto de estallar.

Calaveras y escobas como símbolos, de una festiva tragedia; enmascarada sonrisa que obliga a la reflexión desde las feroces pinceladas de una artista, atenta a su entorno social y a su propio desafío expresivo.

IGNACIO BETANCOURT

El País de las Maravillas


Cirquerías

Marissa Martínez
PINTURA RECIENTE

Marissa Martínez dentro de la plástica mexicana resulta un valor singular porque dota a su obra de espontaneidad y sueños que, sin forzar a la imagen, refleja sin em­bargo una madurez pictórica. Pariente plástica de Nahui Ollin, de María Izquierdo y de Abraham An­gel, transita ella por temas modernos y mundos fantásticos con un trazo y una paleta de color bien definidos, es decir con un lenguaje particular. EFC.

CASA FRANCO
Arte. Libros. Fotografía
Diseño: Elvia Escorcia
INDEPENDENCIA 1585, SAN MIGUELlTO . CENTRO HISTÓRICO, SLP, SLP. INFORMES: Tel. 8141447 . Cel. 0444444131488 tule@prodigy.net.mx

Casa FrancoCirquerías


"La Edad de la Inocencia"

La Edad de la InocenciaLa muestra esta integrada por 32 obras en técnica mixta y collage

EMILlA CERVANTES
San Luis Potosí/Pulso

Un trabajo introspectivo que hurgó en los recuer­dos de la niñez y en el entorno de la cultura popular, es 1o que proyecta la exposición "La Edad de la Inocencia", que presenta Marissa Martínez en la galería de Terramorser.

Su obra está enfrascada en la corriente del neofigurativo aunque muchos también la colocan dentro del neoexpresionismo.

Marissa explica que su exposición está dedicada a los que tienen el espíritu joven y a los niños, "ya que los temas son cotidianos y realizados con colores vivos" aunque también la pintora recrea la cultura popular por medio de sus celebraciones, por ejemplo: El Día de Muertos, o bien las fiestas navideñas. Un buen porcentaje de su obra está dedicado al mundo animal, especial­mente a los felinos, concretamente a los gatos, ser por el cual, la autora tiene una especial inclinación, ya que le gusta por su elegancia por su estética y porque a lo largo de su vida han sido buenas mascotas y compañía.

La obra de Marissa esta­lla en color, la figura humana y la de los animales com­plementan su obra y co­menta que tal vez esta inclinación por el mundo ani­mal venga desde su niñez, ya que su padre tenía animales de granja, así que ella creció entre gallinas y becerros. Precisamente en esta exposición hay una obra denominada "El Gallo".

"La Edad de la Inocencia" está integrada por 32 obras, en un formato de 50 por 50 centímetros, que es un formato más pequeño que el que Marissa está acostumbrada a manejar, y están trabajados en técnica mixta y collage, lo que añade elementos extra pictóricos a su obra.

Es egresada del Instituto Potosino de Bellas Artes y de la Escuela Estatal de Artes Plásticas. Para ella el expresarse por medio de la pintura, es una gran oportunidad que le .ha dado la vida, la oportunidad de poder expresar por medio de este arte sus pensamientos y su fantasía.

Esta muestra viene a ser la onceava de Marissa desde 1995, Y por ende ya lleva numerosas exposiciones dentro de su trayectoria, como por ejemplo, "El País de las Maravillas" y "Sexto Sentido" entre otras.

Por otra parte, Marissa se congratuló de que existan espacios como la galería de Terramorser, ya que consi­dera que "faltan galerías en la ciudad, para que los creadores expongan, ya que es necesario en ocasiones esperar hasta un año, para que las instituciones culturales nos asignen una" dijo, Por ello, alabó los espacios independientes que se abren para "las nuevas generaciones de artistas plásticos que están surgiendo, los cuales lo están haciendo bastante bien".

El Gato


Sexto Sentido

En el mes, de marzo y principios de abril, la Galena Antonio Rocha Cordero del I.P.B.A. presentó la exposición "Sexto sentido", misma que permitió apreciar la obra más reciente de la pintora potosina Marissa Martínez.

Exbecaria del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de San Luis Potosí en el año de 1996, Marissa Martí­nez realizó estudios de pin­tura, dibujo y grabado en el I.P.B.A., con los profesores Jesús Ramos, Alberto Martínez y Sergio Portillo. Así mismo, ha cursado estudios de pin­tura en la Escuela Estatal de Artes'Plásticas y en la Escuela del AgoraDIF, con el profesor Armando Belmontes.

Marissa ha participado en exposiciones colectivas en la Sala Germán Gedovius, Galería Antonio Rocha Cordero, Galería del Centro de Difusión Cultural del I.P.B.A. Y en la Alianza Francesa, entre otras. En su primera exposición individual, presentada en el AgoraDIF, en 1996, recibe una mención honorífica en el Certamen Estatal 20 de Noviembre.

Alumnos del I.P.B.A., profesores y público en general pudieron ver en "Sexto sentido", una invi­tación al amplio espectro de la plástica potosina contemporánea.

Sexto SentidoMarissa y Familia


Universo plástico de ángeles y felinos

Marissa Martínez Macías expone una retrospectiva de su trabajo plástico

POR TALlA CORPUS San Luis Potosí/Pulso

Con 15 cuadros que retratan ángeles, animales y seres mitológicos, Marissa Martínez Macías ofrece una retrospectiva de su trabajo plástico en el Centro de Información de Ciencias Sociales y Administrativas de la UASLP. Iniciada hace 14 años en el arte, la pintora neoexpresionista asegura que lo que comenzó como un gusto se ha convertido ahora en una necesidad, porque "el arte llena más espiritualmente':

Marissa apunta que en esta ocasión son gatos, sirenas, pegasos y ángeles los dueños de los reflectores. Respecto a los felinos dice que su pasión por ellos se debe a que a lo largo de su vida han sido sus compañeros. "Ahorita vivo con 6 gatos y he vivido hasta con 20, porque la gente sabe de mi afición y me los regala. De alguna manera los protejo".

Los ángeles, explica, vienen de una época en su vida en la que se inclinó por la cuestión metafísica, explica la pintora. Su inclinación por la mitología griega (otra de las temáticas de la exposición) se remonta a la infancia. "A pesar de que son fantasía, esas maravillosas fábulas pobladas de seres mágicos siempre nos dejaban una enseñanza o moraleja".

Óleo sobre tela con colo­res básicos como el rojo, amarillo, azul y en menor medida los secundarios for­man parte de la técnica de esta artista potosina. También le gusta imprimir texturas a los cuadros ya que siente que les da "más riqueza visual".

Marissa Martínez recuerda que su gusto por la pintura lo descubrió en la infancia. Pero fue hasta que terminó sus estudios universitarios en administración de empresas cuando comenzó a tomar cursos en Bellas Artes y en la escuela de Artes Plásticas. Actualmente, la pintura es una profesión que ejerce porque "el trabajo en sí, ¡llena!"

Cada año, como una muestra de su disciplina, monta una exposición con 40 obras propias. Esta muestra itinerante, que se exhibirá hasta el próximo 29 de octubre, será traslada después a la Biblioteca Biomédica y al Centro de Información de Ciencia, Tecnología y Diseño de la Máxima Casa de Estudios. La entrada es libre.

Universo Plástico de Ángeles y Felinos


Entregaron los Premios del "20 de Noviembre"

San Luis Potosí; y el tesorero general del Estado, José de Jesús Jiménez Hernández.

El jurado calificador del Certamen "20 de Noviem­bre" en el área Premio de Artes Plásticas "Raúl Gamboa Cantón", integrado por Cristina Neumann, Yosi Anaya y Adrián Villagómez Leure, otorgaron el primer lugar a la obra "El Rito", de Ricardo Joel Carrillo: segundo lugar para "En el Muro Ciego hay una Mirada que Está Espe­rando" de Lina Lanz: y el tercer lugar para "Personaje sin Afeitar, limando asperezas", de Armando Belmontes.

También se otorgaron menciones honoríficas a: "El Sueño de Sor Juana", de Rafael Gerardo Hernández, "7 Vidas" de Marisa Martínez Macías, "Ambigüedad" de Manuel Navarro González, "El Payaso con 2 Pitos y la Muerte Envuelta en Huevo" de Juan José G6mez Leija. y "Chamán" de José Faz Ipiña.

Premio 20 de NoviembrePremio 20 de NoviembrePremios 20 de Noviembre


Premiaron Ganadores de "Mil Llamativos Colores tiene de la Muerte"

El pasado 2 de noviembre, tuvo lugar la ceremonia de premiación del concurso de Artes Plásticas "Mil Llamativos Colores tiene la muerte" y de literatura "Viene la muerte cantando" lac licenciada Laura Elena González, directora de la Casa del Poeta "Ramón López Velarde" y por el profesor Armando Adame, director de Planeación y Orga­nización del Instituto de Cultura de San Luis.

En su edición 1996, ambos concursos convocados por el Gobierno del Estado de San Luis a través del Instituto de Cultura y la Casa "López Ve­larde", contaron con la participación de reconocidos artistas quienes confor­maron el jurado calificador otorgando en esta ocasión el primer lugar en ar­tes plásticas a la pintora Lina Lanz Berrón, por la obra "Mundos Contiguos", oleo sobre tela.

En el área de Literatura, obtuvo el primer en cuento Ana Coloma, con el títuto "Triquitraque"; y, en Poesía, obtuvo también el primer lugar Octa­vio César con "Al doble cristal".

En el certamen de Artes Plásticas, obtuvieron mención honorífica Ma­rissa Martínez Macías por su obra "Mordieron el Polvo", Carlos Ramírez por "El viejo Truhán" y Manuel Navarro González por "Un tiempo recién nacido".

Participaron como jurado calificador en el certamen "Viene la Muerte Cantando" los escritores Norberto de la Torre, Julio Rangel y Mario Alonso; en el caso del concurso "Mil llamativos colores de .la muerte" figuraron como jurado, Jesús Ramos, Gonzalo Lizardo Méndez y Gilberto Vázquez.

De manera respectiva, cada uno de los ganadores obtuvo 5 mil pesos y diploma de participación.

Mil llamativos colores


 

 


 


 

 

 

Comentario de Miguel Ángel Vázquez

Las lunas crecen y desaparecen, las mareas siempre bajas o altas y los oleajes Inundan las cuencas del pensamiento, y las marañas intelectuales tejen sus telarañas y el desierto florece en espinas, entre espejismos y reflejos recalcitrantes, entre un vaho de finísima tierra, aparece en el oasis potosino una tangente más, que siempre ha estado ahí, que de otra forma ya nos hablaba.

La asimilación de técnicas varias y experiencias propias han sido base para tomar rutas inexploradas en la expresión visual. El óleo es una vivencia que Marissa Martínez nos ejerce cada vez con más madurez, en trazos precisos que atrapan al espectador plantándolo en una escena para decirnos lo que quizá no queremos oír: Realidades profundas.

Los cuadros expuestos nos narran cientos de historias de nuestra condición poética, los caminos de sus colores nos envuelven en cuentos oníricos, pero reales, del sueño común al sueño lúcido, y mucho más allá, palpables en el subconsciente de cada quien.

Llenarse de colores todos para exponer su luz desde el fango del óleo en la paleta.

En un tiempo donde nuestro universo tiende al caos y la burguesía revolucionaria nos condiciona, el artista se refugia en el eje de su ego: Su poesía. Todo ese mundo que esta a nuestro alcance.